¿Porque practicar yoga?

Yoga puede ofrecer un estado de salud y armonía corporal si se practica correcta y perseverantemente. Actualmente ofrece innumerables maneras de mejorar nuestra vida y nuestro destino, de aumentar nuestra personalidad y de alcanzar autoconocimiento.

Yoga puede aumentar nuestro estado de conciencia y motivarnos a vivir una experiencia espiritual hacia nuestro ser. Los aspectos sublimes que yoga puede fortalecer dentro de nosotros nos aportarán un toque único que nos ayudará a descubrir el sentido divino de nuestra vida integrada en el Absoluto.

Algunos de los beneficios de la práctica de yoga:

  •       Elimina el estrés
  •       Elimina las presiones psicológicas, depresión y neurosis
  •        Sana afecciones del cuerpo físico
  •       Amplifica la memoria y los poderes mentales
  •       Equilibra todas las estructuras del ser humano
  •       Estimula la inmunidad
  •       Induce un estado profundo de calma interior
  •       Abre el camino hacia la sabiduría
  •       Nos libera de prejuicios, inhibiciones y limitaciones
  •       Mejora la capacidad de comunicarnos con los otros
  •       Armoniza la sexualidad
  •       Activa el poder de la voluntad
  •       Amplifica la autoconfianza
  •       Facilita el éxito y los logros
  •       Armoniza la estructura del cuerpo físico eliminando el exceso de peso
  •       Fortalece los músculos
  •       Aumenta la concentración
  •       Despierta y amplifica la capacidad de amar
  •        Facilita la apertura hacia la comunicación espiritual auténtica con Dios y con el Universo

Yoga se refiere también a buscar respuestas a preguntas existenciales que han preocupado las mentes de la gente desde el inicio de los tiempos: “¿Por qué he nacido?”; “¿Qué sentido tiene mi vida?”; “¿Qué pasa después de la muerte?”;  “¿Quién soy yo?”

El propósito original de YOGA es por tanto enseñarnos a formularnos de modo correcto estas preguntas y cómo descubrir la verdad última sobre el ser humano, la vida y el universo.

YOGA como método de liberar el espíritu

En Oriente, el cumplimiento espiritual o la maduración es considerado el único propósito en la vida, y es asimismo la única manera de liberar al ser humano del ciclo de la encarnación y de la muerte. Por tanto, YOGA prevalece como un método de liberación espiritual.

Tal cumplimiento extraordinario sólo puede ser conseguido adquiriendo el conocimiento y el control sobre los componentes del ser humano, por medio de métodos severos. Las partes más importantes del cuerpo son las que van más allá de la muerte, es decir el cuerpo sutil que sólo desaparecerá después de la liberación final, cuando lo único que sobreviva sea el intelecto purificado y la conciencia absoluta e incondicional, PURA EXISTENCIA – PURA CONCIENCIA – PURA BEATITUD;  SAT – CIT – ANANDA.

Alcanzando la liberación espiritual, la esencia individual suprema ATMAN (nuestro Ser Supremo eterno) se funde en el principio fundamental PARATMAN, o BRAHMAN (Dios), pero no desaparece.

No importan cuáles sean los caminos de YOGA, todos ellos tienen meta única: el Supremo.

YOGA ofrece un camino hacia la introspección profunda que tiene como meta la Verdad. Todos deseamos conocernos a nosotros mismos, al menos hasta cierto punto pero, ¿no es ello una ilusión?

YOGA confiere libertad interior y la compresión del hecho de que todo es posible, aunque no todo está permitido. Siendo responsables de algunas leyes inmutables, como seres humanos todos nos sentimos limitados e impotentes al enfrentarnos a las dificultades de la vida. YOGA nos provee el poder y la energía para hacer frente a los retos de la vida. Además, YOGA nos capacita para superar la condición humana y para revelar nuestra naturaleza divina, nuestro Ser Divino interior (JIVATMAN).

YOGA tiene como objetivo conseguir de manera directa e inmediata el conocimiento de la Verdad última con relación al hombre, la existencia y el Universo.   

YOGA es la ciencia de la inmortalidad. Tiene métodos para hacernos completamente conscientes de los aspectos misteriosos del ser humano. Nos permite el descubrimiento de las potencialidades ocultas en nuestro interior, la eliminación de las limitaciones debidas al ego, profundizar el autoconocimiento, y conseguir la inmortalidad.

YOGA nos conduce a la beatitud (Samadhi). Aunque esta palabra existe y es común en todos los idiomas,  la palabra “samadhi” denota un estado accesible a solo un número limitado de personas. Experimentar la beatitud significa estar en total resonancia con las energías benéficas del Universo. El yogui que alcanza el estado de samadhi o beatitud completa, logra la confirmación de la terminación. Entonces tiene lugar la inefable fusión entre la esencia última del hombre y la esencia del Supremo Macrocósmico Universal, Dios.

No existen contraindicaciones.

El propósito original de YOGA es por tanto enseñarnos a preguntarnos de manera correcta y significativa las cuestiones mencionadas y a descubrir la Verdad última en relación a ser humano, la vida y el universo.